Bebés y adultos mayores tienen más riesgo de sufrir insolación por excesiva exposición al sol

Los bebés, adultos mayores y personas que trabajan al aire libre (policías, comerciantes, deportistas, etc.), tienen mayor riesgo de sufrir insolación por la excesiva exposición al sol, problema de la piel que a futuro puede provocar algún tipo de cáncer cutáneo, dijo Carlos Rodríguez, dermatólogo y coordinador de la Campaña Nacional de Educación y Prevención de Cáncer de Piel “El Día del Lunar” que realiza el Círculo Dermatológico del PerúCIDERM Perú que es una sociedad médica científica.

Agregó que la insolación debe entenderse como los signos sobre la piel que ocurren por la larga exposición al sol a la cual se agregan distintos síntomas y no confundirse con deshidratación leve secundaria a no consumir durante ese tiempo la suficiente cantidad de líquido. La persona presenta síntomas como: piel seca y enrojecida, calambre muscular, dolor de cabeza, excesiva sed y hasta quemaduras solares importantes.

Además de los síntomas mencionados y dependiendo de la gravedad de la insolación la persona afectada puede presentar también desorientación, fatiga, convulsiones y pérdida del conocimiento. En casos muy graves incluso se ven afectados los órganos internos lo que puede ocasionar la muerte si no se tiene tratamiento oportuno.

“La insolación al inicio ocasiona una quemadura solar leve de la piel y si aún así se sigue expuesto al sol se producen quemaduras solares moderadas y severas que no solo causan dolor sino también ampollas”, informó Rodríguez

El especialista en dermatología destacó que las quemaduras solares son lesiones a la piel que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de piel en algún momento de la vida.

Además de los adultos mayores, personas que trabajan al aire libre y los bebés, también hay alto riesgo de sufrir insolación especialmente si se tiene algún tratamiento médico con medicamentos que sensibilizan la piel al exponerse al sol como son: antibióticos, diuréticos, antiinflamatorios y antidepresivos.

Para prevenir la insolación el dermatólogo recomienda evitar en lo posible la sobreexposición al sol, incluso en días nublados, por los altos índices de radiación solar ultravioleta que hay en el país y por ser este tipo de radiación la principal causa del cáncer de piel. De no ser posible, al menos evitar exponerse al sol entre las 10:00 a.m. y 4:00 p.m. por ser las horas de mayor radiación solar.

Asimismo, recomienda el uso de sombreros, gorros, lentes de sol con filtro de protección UV, ropa comoda de manga larga, consumir agua antes y durante la actividad al aire libre, así como aplicarse fotoprotector (bloqueador) con factor de protección de 50 o más y reaplicarse cada dos o tres horas dependiendo de la actividad que se tenga.

En el caso de tener insolación lo recomendable es hidratase y colocarse paños con agua fría en las zonas afectadas por el sol, pero si el cuadro clínico es severo la persona debe ser atendida por el médico para recibir tratamiento adecuado y evitar daños permanentes a la salud.

Comentarios