Semana Santa inició con celebración de Domingo de Ramos en la Basílica Catedral

Conmemorando el ingreso triunfal de Cristo a Jerusalén, Trujillo inició la Semana Santa con la bendición de los Ramos y solemne celebración Eucarística en la Basílica Catedral, presidida por el Arzobispo de Trujillo y Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y del CELAM, Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte OFM, y concelebrada por sus Obispos Auxiliares, Mons. Timoteo Solórzano Rojas y Mons. Francisco Castro Lalupú, así como sacerdotes de la Arquidiócesis.

La comunidad de jóvenes seminaristas y un reducido número de fieles, participaron de la tradicional celebración Eucarística, cuidando los debidos protocolos de bioseguridad, y portando en sus manos los ramos que fueron bendecidos por el Arzobispo, a su paso por la nave principal.

“Vamos a iniciar esta Santa Misa de Domingo de Ramos, muy especial porque la tradicional y viviente ceremonia de domingo de ramos (se celebraba con una masiva procesión desde el Arzobispado), ha quedado restringida, ahora solamente dentro de la Catedral, por la pandemia; para evitar mayores contagios, de manera especial cuando hay multitudes”, expresó monseñor Cabrejos Vidarte.

Igualmente, antes de iniciar la lectura de la Pasión y muerte del Señor, pidió rezar por los presentes y parientes de fieles que han partido al encuentro del Padre Dios a consecuencia de la pandemia.

Pandemia es la Pasión de la naturaleza humana.

En su homilía el pastor de la Arquidiócesis manifestó que hoy día, en este momento, el mundo entero y el Perú sufren por esta pandemia, dolor, laceración, abandono, tristeza y angustia. “Es la pasión de la naturaleza humana, pero lo importante es que sepamos que hay uno que lo sufrió, padeció, lo asumió y está clavado en la Cruz. Solo Dios puede dar respuesta y sentido a todo el sufrimiento, a toda laceración humana, a todo lo que el ser humano sufre y padece, de manera especial en esta pandemia”, reflexionó.

Al final de la Misa de Domingo de Ramos, Monseñor Miguel se dirigió a la imagen del Cristo Crucificado, para invitar a las familias a unir tres signos en sus hogares: una cruz, una fotografía de la Eucaristía, “que nos recuerda la frase: Yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo” y una imagen de la Virgen María, la Madre de Dios que merece toda nuestra devoción y grandeza. “La Fe no tiene límites”, confió el presidente del Episcopado Peruano.

Este, como todos los actos celebratorios, serán transmitidos, a través de la plataforma de Facebook “Catedral Trujillo”, “Arzobispado Metropolitano de Trujillo- Perú” y Sol TV por cable y señal abierta.

Monseñor Miguel Cabrejos anunció que la señal nacional de Willax TV se unirá a la transmisión de la celebración del Jueves Santo, a las 6:00 pm, mientras que el canal del Estado, TVPerú se sumará a la celebración del Viernes Santo, programada para las 6:00 pm.

El Miércoles Santo, tendrá lugar la Misa Crismal, a las 10:30 am, donde los sacerdotes que realizan su labor pastoral en la Iglesia Trujillana renovarán sus promesas sacerdotales y el Arzobispo consagrará en santo crisma y los santos óleos.

TRIDUO PASCUAL

Con el Jueves Santo se da el inicio del Triduo Pascual, con la Celebración de la Cena del Señor, Institución de la Eucaristía y el sacerdocio, a las 6:00 pm, mientras que, a las 8:30 pm, se realizará la Vigilia de Adoración al Santísimo.

Para el Viernes Santo, a las 9:00 am, se desarrollará el Vía Crucis en el atrio de la Catedral, y a las 6:00 pm, la Celebración de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo y Adoración de la Santa Cruz.

El Sábado Santo, tendrá lugar el Rezo del Santo Rosario, a las 7:00 am. Mientras que a las 6:00 pm, la Solemne Vigilia Pascual.

Finalmente, el Domingo de Resurrección, con la Celebración Central, presidida por el Arzobispo, a las 11:00 am.

La Iglesia nos invita a vivir estos días de recogimiento, acompañando a Jesús con nuestras reflexiones, presentando al Señor nuestras oraciones por nuestros hermanos que han sido afectados por esta pandemia; acercándonos al sacramento de la Penitencia y preparándonos para vivir con gozo el Misterio Pascual.

Comentarios

Salir de la versión móvil