¿Qué es y qué aporta el Business Intelligence a los negocios?

En el mundo de la gestión empresarial son muchos los conceptos que van surgiendo para mejorar el rendimiento de las empresas. En este sentido hoy tenemos que hablar de Business Intelligence como un concepto principal que se ha ido asentando dentro del conjunto de actuación de las empresas para poder cumplir los objetivos fijados y seguir elaborando estrategias de mejora de cara a los clientes y a la propia producción. Es habitual escuchar, hoy en día eso de la “inteligencia de negocio” pero ¿sabemos en qué consiste exactamente? Veamos qué es Business Intelligence.

El término Business Intelligence (BI por sus siglas en inglés) hace referencia al uso de estrategias y herramientas que sirven para transformar información en conocimiento, con el objetivo de mejorar el proceso de toma de decisiones en una empresa.

También podemos decir que definir Business Intelligence como el conjunto de metodologías, aplicaciones y tecnologías que permiten reunir, depurar y transformar los datos de los sistemas transaccionales e información carente de estructura y orden, en información estructurada, para la explotación directa o para analizar el conocimiento, dando así soporte a la toma de decisiones sobre el negocio.

Este nuevo concepto empresarial, se refiere al conjunto de métodos y técnicas a través de las cuales se pueden transformar datos y convertirlos en información entendible para las empresas. Lo que queremos decir con esto es que a través de los datos que se han ido recopilando en el sistema, los diferentes negocios obtienen información valiosa para poder tomar, posteriormente, las decisiones necesarias para mejorar el futuro de la empresa. Es algo así como transformar datos primarios en conocimiento.

El Business Intelligence se presenta como un factor muy importante dentro del negocio, pues se basa en la reunión de todos los datos que tenga la empresa disponibles, luego se tomará la información que necesitemos desechando la que no nos interesa para nuestra empresa y finalmente, transformaremos esos datos elegidos en una fuente de conocimiento estratégico para el negocio o empresa. Eso lo convierte en una de las mejores herramientas estratégicas que pueden utilizarse debido a la gran cantidad de información que obtenemos a través de este proceso. Lo cierto es que al hacer uso de este procedimiento ganaremos una mayor competitividad con respecto a otros negocios del sector, por lo que tomaremos ventaja dentro de la planificación empresarial.

Actualmente tomar decisiones bien informadas es uno de los principales factores de diferenciación de las empresas. El Business Intelligence es la habilidad que existe para transformar los datos en información, y la información en conocimiento, de manera que se pueda optimizar el proceso de toma de decisiones en los negocios.

A través de la información que obtenemos de la inteligencia de negocio podemos elaborar diferentes aspectos, entre los que se destacan las promociones, las planificaciones, el control financiero, la optimización de los costes o incluso las tendencias de las ventas de productos en el mercado, entre otros.

Principales características de la Inteligencia de Negocios o Business Intelligence

Como hemos podido observar, el Business Intelligence es una herramienta fundamental para la planificación empresarial, entre otras cosas, porque cuenta con unas características específicas que hacen que los negocios puedan obtener una información muy valiosa para mejorar su rendimiento. Es precisamente el acceso a estos datos uno de los aspectos más importantes del Business Intelligence, ya que podremos obtener información de una forma rápida y sencilla que nos ayudará mucho de cara al futuro de nuestra empresa.

De igual modo, otra de las características que debemos destacar de la inteligencia de negocio es que es una base de apoyo para que las empresas puedan tomar las decisiones adecuadas teniendo en cuenta información veraz y fiable. Así, podremos tener acceso a herramientas analíticas con las que podremos elegir aquella información que más nos interese en cada momento.

También es importante comentar que la inteligencia de negocio está orientada al usuario, por lo que se hace una distinción entre los conocimientos técnicos que pueda tener el mismo y las herramientas que utilizaremos para obtener la información deseada. Ambos aspectos se complementan para lograr alcanzar los objetivos fijados a través de los datos que hemos recopilado previamente.

Las cuatro grandes ventajas de aplicar Business Intelligence a los negocios son los siguientes:

  • Análisis de información interna y externa de distintas fuentes y sistemas.
  • Mayor profundidad de análisis y una capacidad ampliada de reportes.
  • Posibilidad de remontar ese análisis en el tiempo en base a series históricas.
  • Realizar proyecciones y pronósticos de futuro en base a toda esa información.

Entre las herramientas más conocidas, existen tres principales:

  • Herramientas para la gestión de datos (Management Tools): Depuración y estandarización de datos de procedencia diversa hasta su extracción, transformación y sistematización.
  • Aplicaciones para descubrir nuevos datos (Data Discovery Applications): Recopilar y evaluar nueva información (Data Mining), y aplicar técnicas de análisis predictivo.
  • Herramientas para la obtención de reportes (Reporting): Visualización gráfica e intuitiva de la información obtenida, para medirla u evaluarla en base a indicadores o KPIs.

Llevar a cabo un uso inteligente de la tecnología le permite a una firma conocer mejor a su cliente, descubrir nuevas oportunidades de negocio o fallas en los sistemas de atención al cliente, con el objetivo de elevar las ventas. En el caso de las ventas, es una herramienta que, gracias a la obtención de datos de diferentes fuentes, que van desde sistemas propios hasta redes sociales, permite conocer mejor el mercado, respondiendo interrogantes como ¿qué buscan los clientes?, ¿qué servicios o soluciones no están funcionando? o ¿qué mejoras les puedo ofrecer?

Gracias a todos los datos que se obtiene con el Business Intelligence no solo se mejora el rendimiento de las empresas, sino que también podrán hacer frente a los posibles problemas que puedan surgir y aportar soluciones de una forma más o menos inmediata.

¿Son lo mismo Business Intelligence, Inteligencia de negocio o Inteligencia empresarial?

Los tres conceptos se refieren a lo mismo: el uso que las empresas hacen de los datos y de la información que tienen – del mercado, de sus competidores, clientes, proveedores, stakeholders o incluso de sus empleados, y de cómo la procesan para poder tomar decisiones bien informadas.

El concepto de Business Intelligence combina por tanto información interna y externa de muy diversa procedencia: los datos que recopila una empresa sobre su producción, por ejemplo, son inteligencia de negocio.

Pero también lo es un recorte de prensa sobre los resultados de un competidor, un informe sobre un nuevo mercado o sector en el que la empresa quiere introducirse, o datos que una empresa puede obtener de sus dispositivos de IoT o de redes sociales.

La relevancia de la inteligencia empresarial para cualquier negocio, y la complejidad en recopilar los datos, procesarlos, analizarlos y presentarlos de forma que cualquiera los pueda entender, es lo que ha hecho florecer el mercado de herramientas de Business Intelligence.

La inteligencia de negocio actúa como un factor estratégico para una organización, generando una ventaja competitiva, que no es otra que mejorar la información privilegiada para responder a los problemas de negocio. Entrada a nuevos mercados, promociones u ofertas de productos, eliminación de islas de información, control financiero, optimización de costes, planificación de la producción, analizar los perfiles de clientes, rentabilidad de un producto concreto, etc.

La transformación digital exige una reflexionar sobre la realidad de una determinada empresa, al avez que plantea retos muy importantes para poder llevar con éxito el proceso y la comprensión del tipo de tecnología que se requiere. Por ejemplo,según datos de Excelacom, firma de análisis tecnológico, cada 60 segundos se envían 150 millones de correos electrónicos, se realizan 1.389 viajes en UBER, se efectúan 2.4 millones de búsquedas en Google, son publicadas 38.194 fotos en Instagram, se crean más de 120 nuevos perfiles en LinkedIn y son descargadas 51.000 aplicaciones en dispositivos inteligentes.

En definitiva, con el Business Intelligence tendremos la oportunidad de poder identificar todos y cada uno de los productos y clientes, las ventas que se están produciendo o aquellos sectores poco rentables. Igualmente, con toda la información util, estratégicamente seleccionada y depurada, se podrá dar un seguimiento de los objetivos que nos hemos propuesto, analizar informes de gestión y además nos permitirá estar a un paso adelante, quizá que la competencia y por que no decirlo, crecer rápidamente en el competitivo mundo de los negocios en esta era digital.

Fuente: Internet

Click aquí: “¿Por qué debe tener tu empresa una cultura organizacional?”.
Click aquí para ver el vídeo: “¿Qué es Business Intelligence?”.

Comentarios