En el distrito La Esperanza, considerado el más poblado de la región La Libertad, unas 33 familias en situación de vulnerabilidad, fueron beneficiadas con diversos bienes que distribuyó la ONAGI en dicha jurisdicción para cubrir sus necesidades más urgentes.

Los bienes, consistentes en artefactos, colchones, juegos de cama, útiles escolares, entre otros, incluyeron sillas de ruedas que se otorgaron a cinco menores de edad que padecen discapacidad severa.

También en La Esperanza los comedores populares a cargo de los clubes de madres “Virgen de la Puerta”, “Corazón de Jesús” y “Juntas Venceremos” recibieron electrodomésticos, utensilios de cocina y bolsas de víveres que ayudarán a atender en mejores condiciones a cientos de comensales de los asentamientos humanos Los Diamantes y «Fraternidad II».

Estas actividades de atención a los más necesitados estuvieron a cargo de la Jefa Nacional de la ONAGI, Liz Alata Ramos, quien hizo entrega de la ayuda en compañía de los gobernadores de los referidos distritos.

La titular de la ONAGI reafirmó el compromiso de la institución con los peruanos de los sectores menos favorecidos a través de la entrega de bienes de primera necesidad y herramientas de trabajo para generar el auto sostenimiento.

Las personas beneficiadas agradecieron la ayuda brindada por la ONAGI y el compromiso asumido por los gobernadores de velar por el bienestar de la población. Cabe señalar que las gobernaciones distritales gestionaron la entrega de estos productos para atender a los damnificados y familias necesitadas.

Comentarios