La Libertad inicia toma masiva de pruebas moleculares frente a tercera ola

La Gerencia de Salud de La Libertad inició la toma masiva de pruebas moleculares para detectar presencia de contagiados, aislarlos y evitar que se siga propagando el virus, ello como parte de las acciones para frenar el avance coronavirus en la región, luego que el Ministerio de Salud confirmara la llegada de la tercera ola al Perú.

El gobernador regional de La Libertad, Manuel Llempén, indicó que si se detecta algún caso positivo y con síntomas el paciente será llevado al centro de atención temporal Ramón Castilla, en el distrito de Huanchaco, donde existe disponibilidad de 100 camas de hospitalización.

“Si es que el Ministerio de Salud no nos abastece con un número superior a las 10 000 pruebas he dado la indicación a la Gerencia General que se haga la compra. Vamos a instalar centros de pruebas en los principales centros de abastos de la ciudad, para determinar dónde están los focos de contagios en la región”, aseguró.

Vacunas

La máxima autoridad regional afirmó que al menos medio millón de personas aún no se han vacunado, por ello se ha decidido fortalecer la vacunación y una estrategia es instalar puntos de vacunación en los distritos donde se ubican los balnearios más concurridos, para inmunizar a los bañistas que acudan a las playas y no cuenten con sus dosis completas según con el cronograma.

“Esperamos que los fallecidos no se incrementen considerablemente con la tercera ola, que vale decir que es será la ola de la irresponsabilidad y el descuido que nosotros hemos generado con las fiestas de Navidad y Año Nuevo”, añadió.

La Libertad ha alcanzado el 90% de la población objetivo con la primera dosis y el 80% con la segunda dosis.

Equipados

Respecto a la respuesta de los centros de salud, Llempén Coronel afirmó que existen 34 plantas instaladas en la región que pueden llenar diariamente 1,300 balones de 10 metros cúbicos cada uno, pero no todas están trabajando porque aún no hay una demanda alta.

Por ejemplo, la planta de la provincia de Pacasmayo, que junto a Trujillo se encuentran en riesgo alto, se empezará a trabajar en cuanto se necesite llenar al menos la mitad de la cifra que atenderán diariamente, que son 400 balones de 10 metros cúbicos.

Comentarios

Salir de la versión móvil