La gastronomía peruana tiene una nueva embajada en Brasil, más precisamente en Copacabana, una de las zonas más cotizadas de Río de Janeiro.

Se trata de Inka Restobar, el primero establecimiento peruano abierto en esa zona de Río, por iniciativa del empresario peruano Miguel Molinero, radicado varios años en esa ciudad.

“En esta metrópoli existen restaurantes peruanos de gran nivel, pero es la primera vez que se instala uno en el lugar más cotizado de la ciudad de Río de Janeiro”, dijo el empresario.

Molinero espera que su local se vuelva el punto peruano de la playa, donde se podrá degustar los principales platos de la gastronomía nacional.

La prensa especializada de Río dio una amplia cobertura a esta iniciativa, puesto que la culinaria peruana ya es muy reconocida en Brasil.

Comentarios