Identifican presunta responsabilidad penal y/o administrativa en 10 funcionarios por compras de canastas

La Contraloría General detectó la afectación a los recursos públicos en la Municipalidad
Provincial de Trujillo y la Municipalidad Distrital de Huanchaco debido a la inadecuada adquisición y pago de los productos alimenticios para las canastas básicas familiares destinadas a la población vulnerable durante la emergencia sanitaria por Covid-19.

En los informes de Servicio de Control Específico N° 036-2020-2-0424-SCE y Servicio de Control Específico N° 035-2020-2-2048-SCE , se identificó, además, la presunta responsabilidad penal y/o administrativa de tres ex funcionarios la comuna de Trujillo y siete funcionarios del municipio de Huanchaco.

Municipalidad de Trujilllo

En el caso de la Municipalidad de la Trujillo, el informe, que comprendió el periodo del 27 de marzo al 25 de mayo de 2020, señala que se dio conformidad al pago de los víveres para las canastas sin verificar la calidad de los productos, pues los alimentos a granel (arroz, azúcar, menestras y avena) fueron entregados en bolsas plásticas sin sellar y no contaban con registro sanitario.

Asimismo, dicho municipio no observó la recepción de la entrega del filete de caballa, producto que no fue ofertado por los proveedores. Según el contrato lo que debió entregarse era filete de atún. De esta manera, al dar conformidad al producto no se pudo cobrar penalidades correspondientes.

Municipalidad de Huanchaco

En el caso del Municipio de Huanchaco, el informe, que tuvo un periodo de evaluación del 27 de marzo al 29 de mayo de 2020, indica que se compraron algunos productos de primera necesidad para las canastas familiares (como sal, aceite y atún) en cantidades excesivas y desproporcionadas en relación al padrón de beneficiarios.

Para usar los productos sobrantes, la comuna solicitó dos donaciones de un tercero y, además, compró alimentos para 132 canastas más, a un costo elevado. Pese a ello, las canastas no tenían el mismo contenido de las primeras.

Como seguían sobrando productos, la comuna armó 44 canastas adicionales, conteniendo por canasta solo 12 unidades de aceite, 11 unidades de sal y 2 unidades de filete de caballa. También se repartieron 10 canastas conteniendo cada una 12 unidades de aceite y 11 de sal. Los hechos descritos no aseguraron la atención de las necesidades nutricionales de la población vulnerable y ocasionaron un perjuicio de S/ 4 642,43.

Los resultados de los controles posteriores fueron notificados a los titulares de los municipios para el inicio de las acciones legales y administrativas correspondientes contra los exfuncionarios y funcionarios involucrados. El informe se encuentra en la página web www.contraloria.gob.pe

Comentarios

Salir de la versión móvil