Hidrandina: Consejos para ahorro de energía durante meses de verano

El uso de electrodomésticos como ventiladores y refrigeradoras debido al cambio de temperatura, la iluminación con motivos de las fiestas de fin de año, más aún cuando adelantamos cada año las tradiciones navideñas iniciando el encendido de nuestra decoración desde el mes de noviembre, son algunos de los factores por los que puede aumentar considerablemente el consumo de energía eléctrica durante los meses de diciembre y enero.

Por ello, la empresa Hidrandina nos informa sobre los consumos realizados y brinda algunas recomendaciones para ahorrar energía eléctrica durante estas fechas.

Por lo general en los meses de diciembre se gasta más, incluso en el consumo de energía eléctrica. Este incremento se debe al mayor número de horas que se pasa en la vivienda, no solo a causa de la emergencia sanitaria sino también por las fiestas, lo cual se traduce en el recibo de la luz.

Los adornos navideños pueden ser uno de los motivos, pero no los únicos. Una de las recomendaciones es usar focos LED o a pilas, así evitaremos riesgos eléctricos. En comparación con una bombilla incandescente, un LED gasta hasta un 90% menos y puede tener una vida útil de 50.000 horas frente a las 1.000 de una luminaria tradicional.

Durante las fiestas de fin de año, se estima que los electrodomésticos junto con la cocina acaparan más de un tercio del gasto energético de la vivienda, por el uso de hornos eléctricos, ollas a presión y ollas arroceras. Contar con electrodomésticos eficientes y apagar las luces siempre que se pueda son pequeños consejos para no tener sustos en la factura eléctrica de enero.

En tanto, en el mes de enero, específicamente en la temporada de verano, podemos disfrutar de un clima caluroso, pero también nos da la posibilidad de aprovechar la luz de manera sostenible, comenzar a implementar una cultura de ahorro de energía eléctrica y cuidado del medio ambiente en nuestro hogar.

Se debe limitar el uso de aire acondicionado, una de las mejores opciones son los ventiladores que no demandan mucha energía. Abrir puertas y ventanas es otra opción que también permite disfrutar de la luz y aire natural.

Es importante no olvidar el apagar y desenchufar los electrodomésticos y solo usar si fueran necesario. Generalmente durante los meses de verano se incrementa el consumo de energía eléctrica, por lo cual, la empresa establece un óptimo sistema de control en la distribución de energía, atendiendo las variaciones de la demanda en toda su zona de concesión, fortaleciendo el servicio y evitando interrupciones.

Comentarios

Salir de la versión móvil