Foncodes cumple 29 años desarrollando capacidades productivas para dejar atrás la pobreza

El Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes), programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), cumple 29 años de vida institucional promoviendo y ejecutando intervenciones que mejoran la calidad de vida de los hogares rurales del país.

El Foncodes ha escrito capítulos relevantes para el desarrollo territorial rural: ha mejorado la alimentación y la economía de las familias de sierra y selva, abrigado a los pobladores del ande sobre los 3,500 metros sobre el nivel del mar; brindado agua apta para el consumo humano para la población del campo y generado muchas otras acciones financiadas a través de núcleos ejecutores.

Aún en tiempos difíciles como el actual, el programa continúa colaborando fuertemente en la lucha contra la pobreza. Las intervenciones a los lugares más recónditos del país, financiado proyectos, aportando asistencia técnica y desarrollando capacidades para que la gente del campo pueda salir adelante, no sería posible sin el esfuerzo de las mismas familias, que día a día luchan, gestionan e implementan tecnologías productivas para tener seguridad alimentaria e ingresos económicos sostenibles en la búsqueda de una vida mejor para sus hijos.

El Foncodes ha gestionado y ejecutado 59,233 proyectos de infraestructura social y productiva (saneamiento, vial, sistemas de riego, infraestructura educativa, electrificación, infraestructura de salud, albergues, puentes, caminos, veredas y Haku Wiñay/Noa Jayatai, Mi Abrigo y Agua Más) con una inversión de 7,387.5 millones de soles.

Después de 21 años de financiar proyectos de infraestructura para el desarrollo de los centros poblados, en el 2012 el Foncodes hizo un viraje en sus líneas de intervención para asistir directamente a los hogares económicamente vulnerables con el proyecto productivo Haku Waiñay/Noa Jayatai.

“Foncodes no solo acerca el Estado a las poblaciones vulnerables con ayuda económica y asistencia social, sino que les brinda herramientas a través del desarrollo de capacidades para dejar atrás la pobreza”, sostiene la titular del sector, Patricia Donayre Pasquel.

En tanto, el director ejecutivo de Foncodes, Hugo Vila Hidalgo, señala que los proyectos del programa apuntan a la inclusión económica, el desarrollo humano y la lucha permanente contra la pobreza, que son objetivos estratégicos de las políticas sociales el Midis.

“Estas intervenciones se realizan respetando las costumbres y tradiciones de cada zona, y la diversidad cultural de nuestro país. En esa línea es importante la participación de los yachachiq, líderes locales y conocedores de la cosmovisión de las comunidades, quienes contribuyen a facilitar la transmisión horizontal de conocimientos con la metodología de campesino a campesino”, afirma la ministra Donayre.

Proyectos sostenibles en el área rural

Con un enfoque intercultural, Haku Wiñay (en la sierra) y Noa Jayatai (en la selva) es un proyecto financiado y ejecutado mediante el modelo de gestión Núcleo Ejecutor, creado por Foncodes, que se inspira y sustenta en prácticas andinas ancestrales, propiciando la participación comunitaria, y la preservación de la organización social de las comunidades.

Desde hace 8 años este proyecto productivo promueve el fortalecimiento del sistema de producción familiar rural, implementa viviendas saludables, promociona emprendimientos rurales inclusivos y fomenta capacidades financieras en 1,825 centros poblados de 480 distritos y 145 provincias, en los departamentos de Amazonas, Apurímac, Ayacucho, Áncash, Arequipa, Cajamarca, Cusco, Huánuco, Huancavelica, Junín, Ica, Loreto, La Libertad, Lambayeque, Madre de Dios, Moquegua, Pasco, Puno, Piura, Tacna, Ucayali, San Martín y la sierra de Lima.

Desde el 2012 se ha invertido 1,143 millones de soles en el desarrollo de proyectos productivos para atender a 246,394 hogares, contribuyendo así a la mejora de su seguridad alimentaria y a la diversificación de sus fuentes de ingresos, lo que les permita tener un mejor nivel de vida.

Utilizando tecnologías sencillas, cultivan hortalizas y siembran tubérculos y granos en parcelas con riego tecnificado, preparan y usan abonos orgánicos (compost, biol y bocashi), crían técnicamente cuyes y gallinas en galpones, tienen sus viviendas ordenadas, consumen agua segura y hacen uso de cocinas mejoradas a leña que evitan la contaminación por humo al interior de las casas.

Asimismo, organizadas y asociadas, las familias usuarias conducen emprendimientos como crianza de cuyes, gallinas, cerdos y ovinos, producción de derivados lácteos (yogurt, queso y mantequilla), cultivo de flores, café y cacao; también artesanías, carpintería, panadería o servicios gastronómicos y muchos otros que eligen libremente. Así generan más ingresos económicos familiares.

Mi Abrigo en zonas afectadas por heladas

Con el proyecto Mi Abrigo, se acondicionan las viviendas de las familias (edificadas con adobe de tierra y techo de calamina, paja o teja) con las tecnologías del ‘muro trombe’ y de aislamiento térmico que permiten aprovechar la energía solar y mitigar el impacto de las heladas y el friaje al interior del hogar para proteger preferentemente a niños y ancianos.

Del 2017 al 2019, con una inversión de 101 millones de soles, se acondicionó y entregó 7,442 viviendas térmicas solares, conocidas como ‘casitas calientes’, para proteger de las heladas a familias alto andinas en 13 departamentos: Áncash (91), Apurímac (932), Arequipa (426), Ayacucho (714), Cusco (1,366), Huancavelica (998), Huánuco (132), Junín (401), Lima (66), Moquegua (301), Pasco (487), Puno (1318) y Tacna (210).

Proyecto Agua Más

Con el proyecto Agua Más, las familias de las zonas rurales del país acceden a agua clorada, apta para el consumo humano, contribuyendo a su salud, especialmente de niños, niñas y personas adultas mayores.

Para este fin, se rehabilitaron 256 sistemas de agua clorada con una inversión de S/ 46.4 millones, asegurando su operación y mantenimiento con capacitación y asistencia técnica a las Juntas Administradoras de Agua y Saneamiento (JASS) y a las áreas técnicas municipales (supervisoras del servicio). Así, 73,692 pobladores de 64 distritos de los departamentos de Amazonas, Áncash, Apurímac, Ayacucho, Arequipa, Cajamarca, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Junín, La Libertad, Lambayeque, Loreto, Pasco, Puno, Piura, San Martín y Tacna tiene agua saludable en sus hogares.

Residencias estudiantiles

También está el proyecto Residencias Estudiantiles, encargado por el Ministerio de Educación. Con una inversión nacional programada de 137 millones 199, 985 soles, se ejecutarán obras de infraestructura y equipamiento para mejorar las residencias estudiantiles en 30 instituciones educativas (25 ubicadas en la selva, 4 en la sierra y 1 en la costa) de ocho regiones del país, para 1600 estudiantes bajo el modelo de Residencia Estudiantil y Secundaria en Alternancia. Los colegios están ubicados en Loreto, Amazonas, San Martín, Ayacucho, Cusco, Arequipa, Cajamarca y Piura.

Compras a MYPErú

En el periodo 2011-2019, con el programa Compras a MYPErú del Foncodes, en alianza con el Ministerio de la Producción y con un presupuesto de 851 millones 603,607, fueron adquiridos 12 millones 891,396 bienes –mobiliario escolar, uniformes escolares, uniformes para salud, bicicletas, cocinas, kits de educación inicial, vestuario y mobiliario para los Juegos Panamericanos– con la participación de 8,485 micro y pequeñas empresas (Mype), generando 811,836 empleos temporales directos e indirectos. Así, las Mype formalizadas, con experiencia, especialización y más competitivas, se convirtieron en proveedoras del Estado con bienes de calidad.

En este año, el Estado ha destinado 736 millones 468,412 soles para adquirir bienes a las Mype de los rubros metal mecánica, muebles (para bienes de madera, no maderables y de plástico), textil-confecciones, y cuero y calzado, para las diversas entidades públicas, entre las que se encuentran: el Ministerio del Interior, Ministerio de Defensa, Ministerio de Salud, Ministerio de Agricultura, Ministerio de la Producción, Ministerio de Educación y EsSalud.

Compras a MYPErú dinamiza las economías locales y activa las cadenas productivas con un impacto significativo en las familias emprendedoras.

Adecuación a la emergencia sanitaria

Durante la emergencia sanitaria, ordenada por el Gobierno Nacional debido a la pandemia del coronavirus, y mediante sus unidades territoriales en 23 departamentos del país, el Foncodes ha continuado desarrollando sus proyectos de acuerdo a un plan de vigilancia sanitaria y protocolos de seguridad sanitaria, con la participación de los pequeños productores en las ferias itinerantes y la conformación de núcleos ejecutores.

Asimismo, la supervisión a través de los yachachiq y coordinadores técnicos durante la implementación de las tecnologías productivas y emprendimientos del proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai en la sierra y selva.

Comentarios