La historiadora italiana, crítica de arte y docente universitaria Orietta Brusa falleció en Trujillo al interior de su vivienda por causas que aun se desconocen.

Orietta llegó al Perú en los años 90 tras la elección de Silvio Berlusconi como primer ministro de Italia, y eligió nuestro país casi al azar, pues su hija se llama Inti (Sol en quechua), se desempeñaba como docente de la Universidad Privada del Norte, sede Trujillo.

Graduada en Lengua y Literatura Moderna por la Universidad Católica de Milán, realizó un máster en Psicopedagogía y dictó cátedras de crítica literaria en Universidad de Roma La Sapienza.

Durante sus años en nuestra ciudad, Brusa participó activamente en actividades culturales y académicas, vinculadas principalmente a la historia del cine y literatura, feminismo y la legalización del aborto, en varios oportunidades compartió sus experiencias como testigo de la revolución educativa de mayo del 68.

Para Orietta, lo mejor y lo peor de nuestro país era su gente; es decir, las buenas personas que conoció desde su arribo al Perú, pero también la gente irrespetuosa que da mala imagen al Perú.

Comentarios