«Kipi» el robot inteligente se entrego a 16 instituciones educativas en la región Huancavelica

Como parte del programa “Conexiones para el desarrollo”, el Consorcio Transmantaro realizó la jornada de capacitaciones “Conectados con Kipi” dirigida a 16 instituciones educativas públicas de la provincia de Tayacaja, en la región Huancavelica.

En la actividad, se hizo entrega de robots inteligentes “Kipi” para cada institución, los cuales podrán fortalecer las capacidades de niñas y niños en materia de conocimiento científico y lenguas, tanto originarias como extranjeras.

A través de estas capacitaciones, se busca que los docentes potencien su capacidad de enseñanza y conozcan el funcionamiento y beneficios de Kipi, a fin de contar con nuevas herramientas educativas para el retorno a clases presenciales que se viene dando en la región.

Los robots modelo “Kid Mini Steam” han sido programados de acuerdo con las especificaciones y necesidades de cada comunidad. Además, pueden resolver preguntas en siete idiomas: castellano, quechua, asháninca, alemán, inglés, japonés y ruso. Además, los profesores pueden controlar los movimientos del robot desde un smartphone con sistema Android y un control remoto, los cuales permitirán mayor facilidad de uso.

La jornada se realizó en el colegio San Rafael, en el cual se celebró la clausura de los talleres dictados a 16 profesores para capacitarlos en el uso del robot. Dichas jornadas fueron lideradas por el profesor huancavelicano Walter Velásquez, inventor de Kipi.

“Agradezco al Consorcio Transmantaro por el apoyo brindado en beneficio de las escuelas de Tayacaja. Espero que con esto podamos visibilizar el proyecto Kipi y que más compañías y personas apuesten por la innovación educativa tomando en cuenta propuestas locales”, señaló Velásquez.

Asimismo, estuvieron presentes autoridades de la provincia tayacajina como Ángel Palomino, jefe de Gestión Pedagógica de la UGEL Tayacaja, y Cecilia Tagata, subgerente de Sostenibilidad y Comunicaciones del Consorcio Transmantaro.

“Comprometidos con la educación y el desarrollo en nuestras zonas de influencia del proyecto Yana Coya, venimos gestionando diversas iniciativas que contribuyen al desarrollo sostenible. Reconociendo que la tecnología es parte de la educación actual, decidimos apostar por innovaciones locales, tales como los robots del proyecto Kipi, y así promover la educación de manera interactiva y novedosa “, indicó Tagata.

Comentarios

Salir de la versión móvil