Alimentos que ayudan a potenciar el desarrollo cognitivo de tu cerebro

La función cognitiva comprende todos aquellos procesos relacionados con el pensamiento, entre los cuales se incluyen la memoria, el razonamiento, el desarrollo del lenguaje, la resolución de problemas o la toma de decisiones.

Durante los primeros años de vida, el desarrollo cognitivo va a determinar el aprendizaje y la capacidad de procesar mejor y entender todo lo que sucede en el entorno, es decir lo que el niño escucha, entiende y ve, y todo ello es clave en edades posteriores para lograr un mejor rendimiento escolar y un mayor éxito en la vida adulta.

Se considera que la función cognitiva de una persona es el resultado de la interacción de factores genéticos y ambientales, entre los que se encuentra la alimentación. Desde hace varios años sabemos que la alimentación incide directamente en el desarrollo del cerebro (en procesos como la proliferación celular, la sinaptogénesis y la mielinización), así como en muchas funciones relacionadas con este órgano.

La capacidad de modulación de los nutrientes es especialmente importante en las denominadas “ventanas” o períodos críticos del desarrollo, en los cuales un determinado estímulo o insulto puede producir cambios permanentes en una función fisiológica específica. Este concepto, que ha cobrado especial relevancia en los últimos años, se conoce como programación metabólica, un concepto que ha revolucionado la medicina preventiva y que ha sido el foco del Proyecto Europeo EARNEST (EARly Nutrition programming of Adult Health).

La realización de estudios preclínicos en modelos animales y de estudios clínicos en lactantes, nos permite conocer qué nutrientes influyen en procesos clave del neurodesarrollo cerebral, y cuáles son los mecanismos que están involucrados. En los lactantes y niños de edad preescolar, la influencia de los nutrientes en el desarrollo cognitivo puede valorarse mediante test específicos que nos ayudan a valorar aspectos como el desarrollo psicomotor, la atención, la función visual, el lenguaje, y el coeficiente intelectual.

Una dieta equilibrada, formada a base de alimentos frescos velará por tu salud, tanto física como mental. La dieta mediterránea es uno de los grandes baluartes de un estilo de vida saludable. 

Los alimentos para el desarrollo cognitivo del cerebro

Para aumentar el desarrollo cognitivo de tu cerebro sólo debes de introducir algunos alimentos en tu dieta. A continuación te mostramos algunos alimentos que contribuyen a su desarrollo:

  • El brócoli: La vitamina K es ideal para mejorar la capacidad cognitiva del cerebro. El brócoli cuenta con una gran cantidad de esta vitamina. Se trata de una verdura ideal si estás buscando aumentar el desarrollo cognitivo de tu cerebro. Puedes prepararlo hervido como guarnición o gratinado a modo de plato principal.
  • La palta: La concentración y memoria del cerebro requieren de una buena alimentación. Y es allí en que la palta ayuda  a conseguir un buen funcionamiento del flujo sanguíneo. Este alimento previene de enfermedades cerebrales como el derrame o el ictus.
  • Los arándanos: Cada día es más fácil encontrar arándanos en el supermercado. Este fruto silvestre previene del daño celular. Muchos médicos recomiendan su ingesta a diario para prevenir enfermedades que puedan afectar al sistema cognitivo del cerebro.
  • 100% chocolate: La pureza del chocolate determinará su utilidad a la hora de aumentar el desarrollo cognitivo del cerebro. Este alimento ayuda a disminuir la presión arterial y puede mejorar el flujo sanguíneo del cerebro y el corazón. Los médicos recomiendan ingerir un trozo de chocolate dos o tres veces a la semana.
  • El aceite de oliva: Dentro de la dieta mediterránea uno de los ingredientes más conocido es el aceite de oliva virgen extra. Este aceite ayuda a eliminar toxinas del cuerpo. Contribuye a la buena salud cerebral y a la prevención del alzheimer.
  • El salmón: El pescado no puede faltar a la hora de hablar de los alimentos que desarrollan el cerebro. El salmón es rico en Omega 3. Ayuda al desarrollo del cerebro y la memoria.
  • Los huevos: Una fuente de proteínas como los huevos es ideal a la hora de cuidar de la salud. A las mujeres embarazadas se les recomienda comer yemas de huevo, este alimento es muy positivo para el cerebro del feto.
  • Micronutrientes: Minerales como el hierro, yodo, zinc y selenio y vitaminas del grupo B, son esenciales en el desarrollo cognitivo, ya que forman parte de enzimas implicados en numerosas vías metabólicas.

Recientemente, algunos estudios también indican que la microbiota desempeña un papel fundamental en el desarrollo del cerebro, ya que existe una interacción entre el intestino y cerebro a través de vías inmunológicas, endocrinas y neuronales.

Por tanto, algunos componentes de la alimentación como son probióticos y prebióticos podrían proteger al cerebro en su etapa de desarrollo, mediante la modulación de la microbiota intestinal.

Fuente: Internet

Click aquí: “Las frutas y verduras que según su forma nos indican a que órganos del cuerpo benefician”.
Click aquí para ver el vídeo: “La alimentación para desarrollo cognitivo de los niños”.

Comentarios