Suiza inauguró el túnel ferroviario más largo del mundo

El túnel ferroviario de Gotardo, el más largo del mundo, que corre a través de los Alpes suizos, fue inaugurado de manera oficial por el presidente de Suiza, Johann Schneider-Ammann, después de 24 años de construcción.

Con bombo y platillo, los dos primeros trenes -cada uno en ambos extremos del túnel- comenzaron el recorrido subterráneo de 57.5 kilómetros con alrededor de 500 personas a bordo.

Dos celebraciones separadas tuvieron lugar en cada extremo del túnel, aunque el presidente suizo pronunció unas palabras en Rynächt, la boca norte del subterráneo, donde describió la apertura de ese servicio ferroviario como “un día histórico” para el país.

“Hemos completado el túnel de Gotardo, una hazaña épica de la ingeniería, un proyecto que ha involucrado a generaciones, desde los primeros bocetos, la planificación y la construcción. Me siento muy orgulloso, pero también humilde”, sostuvo Schneider-Ammann.

El ministro suizo de Transporte, Doris Leuthard, encabezó la ceremonia que tuvo lugar en Pollegioin, puerta sur del túnel, subrayando que éste “es un símbolo de apertura y progreso”, que une a diferentes idiomas, culturas y pueblos.

El túnel de Gotardo proporcionará un enlace ferroviario de alta velocidad bajo los alpes suizos, que según las autoridades de Berna “revolucionará el transporte de mercancías en Europa”, actualmente realizado por un millón de camiones al año.

Este subterráneo superó los 53.9 kilómetros del túnel de Seikan, Japón, que había sido considerado el más largo del mundo por rebasar la longitud del que corre a través del Canal de la Mancha, entre Reino Unido y Francia, el cual mide 50.5 kilómetros.

Comentarios