El proyecto “Sinfonía por el Perú”, del reconocido tenor nacional Juan Diego Flórez, que promueve la formación artística y valores en niños y jóvenes, se incrementará notablemente en Trujillo.

Miguel Molinari, director ejecutivo del proyecto se reunió con el gobernador regional Luis Valdez para darle a conocer el gran interés que hay para ampliar el accionar de este proyecto en nuestra ciudad e incluso estableció comunicación directa entre el tenor y la autoridad, vía skype.

Valdez mostró su beneplácito por la propuesta y ofreció todo el apoyo del caso manifestando que “no es un secreto la situación que se vive en Trujillo respecto a seguridad, lo que ha llegado a comprometer incluso a niños. Creo que esto va a ser muy beneficioso para los niños y jóvenes”.

Adelantó que se podría utilizar parte de las instalaciones de la Casa de la Identidad Regional para las clases. Respecto a la presentación anunciada de la orquesta y coros indicó que el espectáculo podría realizarse en Chan Chan, la Plaza de Armas o en los arenales de Alto Trujillo, esto último para fomentar en los menores su apego al arte.

El gobernador regional agradeció a Kathia Hoyos Quiróz, representante zonal de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas – DEVIDA, por su apoyo e intermediación para concretar esta reunión.

“Sinfonía por el Perú”, más que una escuela de música o para descubrir talentos es un proyecto social para generar ejemplos de vida, explicó por su parte Molinari, agregando que en Trujillo hay un núcleo hace 4 años, pero se quiere llegar a unos 500 niños y jóvenes llevando la esperanza de cambio.

Según mediciones del Grupo de Estudios para Desarrollo – GRADE los participantes de “Sinfonía por el Perú” han demostrado en muy poco tiempo mayor autoestima, tenacidad, creatividad y mejores formas de convivir en sociedad. Además, aumenta en 30% la percepción positiva de los niños, en 34% el gusto por el trabajo en la escuela y en 20% la personalidad creadora; disminuyendo en 29% las expresiones de agresividad verbal y física.

Comentarios