El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, firmaron el acuerdo de paz que pone fin a 52 años de conflicto armado, y resaltó que “hay una guerra menos en el mundo y es la de Colombia”.

El acuerdo es fruto de casi cuatro años de diálogos entre el Gobierno y las FARC en La Habana y fue sellado en Cartagena de Indias ante más de 2.500 invitados, entre ellos el mandatario peruano Pedro Pablo Kuczynski junto a otros 14 presidentes latinoamericanos y el rey Juan Carlos.

Primero lo firmó “Timochenko”, que utilizó un “balígrafo”, una bala reconvertida en bolígrafo que muestra la evolución que tendrá Colombia en su futuro. Posteriormente, fue Santos el que estampó su firma en el acuerdo también con un “balígrafo”.

Fue jaleado por los invitados y al terminar le entregó a “Timochenko” una paloma de la paz que el líder guerrillero se puso, con alguna dificultad, en la solapa. Al terminar los dos se dieron la mano y tuvieron una pequeña conversación con una sonrisa.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos resaltó que “hay una guerra menos en el mundo y es la de Colombia”.

“Al terminar este conflicto, termina el último y el más viejo conflicto armado del Hemisferio Occidental. ¡Por eso celebra la región y celebra el planeta!, porque hay una guerra menos en el mundo y es la de Colombia”, resaltó el jefe de Estado en su discurso en Cartagena de Indias, escenario de la histórica ceremonia de paz a la que asisten unos 2.500 invitados.

Para unirse al festejo, un grupo de aviones de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) plasmó la bandera colombiana en el cielo de Cartagena de Indias.

El jefe de Estado enfatizó que “cesó la horrible noche de la violencia” que ha cubierto al país “con su sombra por más de medio siglo” y subrayó que “llega el día con todas sus promesas”.

Comentarios