El Gobierno de la República de Corea, en solidaridad con la población peruana afectada por los efectos del llamado Niño Costero, dona 139 carpas familiares y 1,100 tiendas de campaña, por un valor de 100 mil dólares americanos.

Lo donado proviene del depósito de las Naciones Unidas, ubicado en Panamá, lugar donde el gobierno coreano almacena materiales adecuados para responder, oportunamente, a las emergencias en el continente americano.

Esta contribución es canalizada por intermedio de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA) y entregada al Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), quien distribuirá este material entre los pobladores que lo necesiten.

El Perú es uno de los países prioritarios para la cooperación coreana en América Latina.

Frente a los últimos desastres naturales, y como muestra de solidaridad con el pueblo peruano, el sector empresarial y civil coreano participa en los esfuerzos de recuperación.

Comentarios