El Gobierno peruano realizó el anuncio formal de su interés por ser anfitrión en el 2018 del certamen automovilístico más duro del mundo, el “Rally” Dakar.

Los ministros de Comercio Exterior y Turismo, y de Cultura, Eduardo Ferreyros y Salvador del Solar, respectivamente,
fueron los encargados de hacer oficial la postura nacional.

“El Perú va a llevar a cabo una inversión como no se ha hecho antes”, sostuvo Ferreyros al contar detalles de su planificación con ASO, organizadores de la competencia, en el anuncio en el que también participó el presidente del Instituto Peruano del Deporte (IPD), Oscar Fernández.

Este importante evento deportivo internacional promocionará al Perú como destino turístico y lo expondrá ante el mundo con una difusión de 1,200 horas, aproximadamente, en 190 países.

El 40 % de la audiencia interesada en el evento son países asiáticos que coinciden con la politica del Perú de atraer turistas de ese mercado. Para ello, ya se presentó el proyecto de ley a fin de declarar al Dakar de interés nacional.

Nicolás Fuchs, se mostró entusiasmado con el posible regreso del Rally Dakar al Perú por lo que hizo fuerza para que la partida, de la carrera más complicada del mundo edición 2018, se realice en nuestro país, ya que ello permitiría tener a más exponentes nacionales en la competencia.

“Sería increíble que el Dakar  se inicie en el Perú. Eso haría tener muchos participantes nacionales, muy buenos pilotos. Sería increíble representar al país en una carrera tan importante”, sostuvo Fuchs.

Se espera obtener un beneficio mayor a 300 millones de dólares en actividades como alojamiento, comida, transporte, entre otros rubros.

El Dakar 2018 acogerá a 750 competidores, entre ellos a 40 representantes peruanos.

Comentarios