¿Necesitas una página web?

Hoy en día ya no es una pregunta sino una afirmación, tener una página web es indispensable para iniciar un proyecto de cualquier naturaleza, y lo es más para competir con mayores ventajas de acuerdo al esfuerzo inicial que enfoques en el desarrollo de esta importante herramienta de comunicación.

Iniciar únicamente con ideas es un lujo innecesario, gastarás dinero y valioso tiempo que no retorna, será complicado identificar los verdaderos objetivos de tu proyecto si no “tangibilizas” esos pensamientos sueltos.

Escribe en papel tus ideas, necesidades a corto y mediano plazo, las de largo plazo no necesariamente lo serán y posiblemente puedas pensar en ellas luego, así que mejor puedes saltarlas por un tiempo (piensa en ellas, pero enfócate en lo más cercano para iniciar) y de paso te ahorras buena parte del presupuesto inicial que podrías destinar en actividades de marketing y publicidad para promover tu presencia en Internet.

Identificar los requerimientos funcionales y estéticos, suelen ser parte de una breve lista de pautas que debes considerar y delimitar para obtener un presupuesto a medida y sobre todo confiable para cubrir tus necesidades concretas, hazlo o terminarás pagando el capricho o la mala puntería de una propuesta genérica o al azar que probablemente no coincida con tus expectativas, recuerda que es es mejor saber dónde quieres ir para poder llegar y sobre todo para pagar el boleto de ida, pero quizá también el de regreso.

El registrar un nombre en Internet (dominio) con un proveedor de confianza, contratar un servicio de hosting (servicio que permite publicar una web y crear correos propios entre otras funciones) estable y seguro es importante, pero lo es más si estas acciones forman parte de un proyecto integral.

Podrías considerar suficiente una Fanpage en Facebook, necesitar un blog inserto en tu página web, un carrito de compras con precio publicado o simplemente un catálogo de productos con información de las características sin necesidad de colocar los montos de compra … es muy importante definir tu modelo de negocio. La página web complementa, diversifica, prospecta, vende, informa, da o quita trabajo por hacer, todo eso lo defines según tus objetivos.

Si tienes dificultad en ejecutar alguna de estas recomendaciones, busca información en Internet, hay mucha, recuerda contrastar fuentes confiables o también puedes asesorarte con profesionales que tengan experiencia en ejecutar estos proyectos.

Comentarios