Alrededor de 6,000 panes Pachacútec prepararon los panaderos de la Marina de Guerra, alimentos que serán entregados a la población de las zonas afectadas por los huaicos, desbordes de ríos, inundaciones, deslizamientos y otros desastres provocados por las torrenciales lluvias.

Esta dotación de panes será enviada en los buques que llegan a los puertos llevando ayuda humanitaria, como parte del puente marítimo establecido por el Ejecutivo para atender las emergencias. También podrán ser transportados en los puentes aéreos habilitados entre las zonas afectadas.

Los panes Pachacútec producidos por la Marina de Guerra se suman a los más de 30,000 panes elaborados por la Primera Brigada del Ejército peruano y que fueron distribuidos desde febrero de este año a los damnificados por los embates de la naturaleza.

Este pan, que tiene 40 centímetros de largo y pesa 250 gramos, es fácil de transportar y puede durar hasta siete días en buenas condiciones. Ha sido concebido especialmente para apoyar a los damnificados por los desastres naturales.

Debe su nombre al histórico inca Pachacútec, patrono de los comandos de la Primera Brigada de Fuerzas Especiales, en cuya panadería los esforzados soldados hornean este emblemático pan.

Comentarios