El Zenfone 3 llama la atención por su diseño y materiales de confección –hecho en metal y vidrio–, los que han sido aplicados de gran manera, sobre todo en la parte posterior del equipo.

Pero su punto fuerte es su rendimiento: usa el Snapdragon 625 que, si bien no es el más potente de los procesadores, llega a tener un gran desempeño. Esto se debe a que se apoya en el procesador gráfico Adreno 506 y en 4 Gb de RAM, lo que te brinda gran experiencia de juego y multitarea, sin un lag.

Usa Android 6.0 con su capa, la que también es muy funcional y atractiva. Tiene 64 Gb de memoria interna, ampliable a 256 Gb, lo suficiente como para tener muchos videos almacenados y sin preocupación.

En el apartado de cámaras, la principal posee una resolución máxima de 16 Mp con f/2.0 y autoenfoque híbrido con detección láser. Además, graba en UHD. La cámara frontal (de selfies) es de 8 Mp, con apertura f/2.0 (graba en Full HD). Ambas tienen un desempeño muy aceptable. Se recomienda emplearlas en lugares luminosos, de preferencia.

Su pantalla Full HD super IPS es de 5.5”. Se puede usar en exteriores sin problemas. Su calibración es correcta.

La batería es de 3,000 mAh no extraíble y con carga rápida que, con un uso racional, te puede durar todo el día. Tiene conector USB Tipo C.

El audio lo han trabajado con esmero y usan la tecnología SonicMaster para reproducir música y sonidos de gran calidad. No cuenta con NFC, lo cual sería un punto en contra, pero como contrapeso sí han incluido radio.

En la parte posterior está el lector de huellas de 360 grados, que toma las impresiones de hasta cinco dedos.

Comentarios