La palta es un fruto que efectivamente tiene alto contenido graso, pero del tipo bueno. Investigadores iraníes elaboraron una revisión de 129 estudios sobre este alimento y hallaron efectos positivos sobre el llamado síndrome metabólico, una condición que eleva el riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares de cinco a tres veces, respectivamente.

La publicación hecha en la revista Phytotherapy Research, concluye que el consumo regular de palta cuida la salud metabólica, porque previene el colesterol elevado, la presión alta y controla los niveles de azúcar en sangre.

“La palta contiene grasa buena vegetal insaturada, disminuye el colesterol malo, aumenta el colesterol bueno y baja los triglicéridos”, destaca Elmer Huerta.

Los autores luego de analizar estudios realizados in vivo (en el tejidido de un organismo vivo), in vitro (en tubo de ensayo) y clínicos (evaluación experimental), determinaron que no solo la carne del aguacate beneficia, sino también la cáscara y la semilla.

Apoyan, entonces, la incorporación de la palta en una dieta que prevenga el síndrome metabólico, aunque reconocen que hace falta mayor investigación.

“La evidencia clínica satisfactoria sugirió que el aguacate se puede utilizar como suplemento dietético a base de hierbas para el tratamiento de diferentes componentes del síndrome metabólico. Aunque, el aguacate como otros productos herbarios es seguro y generalmente mejor tolerado que los medicamentos sintéticos, hay evidencia científica limitada para evaluar diferentes efectos secundarios debido a contaminantes o interacciones con drogas”, señalan los autores de la revisión.

La diabetes y los males cardiovasculares figuran entre las principales causas de muerte en el mundo, comer una palta pequeña al día es una alternativa saludable.

Comentarios