Gobierno de Colombia y FARC anuncian histórico cese al fuego definitivo

El gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC anunciaron un histórico alto al fuego definitivo, que abre la puerta a un pacto final de paz para acabar con más de medio siglo de conflicto armado.

En un comunicado conjunto, el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) informaron que alcanzaron “con éxito al acuerdo para el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo”, sin especificar la fecha de entrada en vigor. Según cifras oficiales, el conflicto colombiano deja 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,6 millones de desplazados.

Ambas delegaciones indicaron que lo acordado “se dará a conocer” en un acto encabezado por el presidente Santos, el jefe máximo de las FARC, Timoleón Jiménez (“Timochenko”), así como por representantes de los países garantes: por Cuba, el presidente Raúl Castro, y por Noruega, el canciller Borge Brende.

El pacto que se anuncia cierra el espinoso punto del fin del conflicto incluido en las conversaciones que se desarrollan desde noviembre de 2012 en Cuba. Incluye un consenso sobre “la dejación de las armas; las garantías de seguridad (para los rebeldes) y la lucha contra las organizaciones criminales (…) sucesoras del paramilitarismo”.

Ahora resta consensuar el mecanismo de refrendación del acuerdo final, último punto de la agenda:

Santos quiere un plebiscito, mientras que las FARC, que antes reclamaban una Asamblea Constituyente, se declararon recientemente abiertas a una consulta popular.

En Washington, el vocero del Departamento de Estado, John Kirby, expresó su deseo de que “las partes continuarán haciendo progresos hacia un acuerdo final”.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y los presidentes de los países acompañantes de las pláticas, Nicolás Maduro, de Venezuela, y Michelle Bachelet, de Chile, estarán asimismo presentes en La Habana, agregó el comunicado conjunto.

También estarán presentes en La Habana los presidentes de República Dominicana, Danilo Medina, y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.

En Colombia, desde figuras públicas hasta cientos de ciudadanos se congratulaban por este avance definitivo del proceso de paz, aunque otros también expresaban su incredulidad.

Comentarios