Winston Azañedo, coordinador de la carrera de Ingeniería Civil de la UPN, afirma que los profesionales del rubro tienen la responsabilidad de garantizar que las construcciones sean las más adecuadas y seguras para las personas y familias, ante posibles sismos o imprevistos de la naturaleza.

Las recomendaciones son las siguientes:

1. Verificar que sean profesionales quienes sean los responsables de la construcción. Es importante considerar la formación académica de los profesionales, así una construcción tendrá estándares técnicos adecuados.

2. Asimismo, estar atentos a tener documentos y estudios de acuerdo a criterios técnicos y a las normativas vigentes.

3. Verificar que se utilice aditivos que mejoren la calidad del concreto. Es importante que siempre se utilicen materiales de calidad que soporten los posibles cambios ambientales.

4. Construir mayores secciones de los elementos estructurales para garantizar la resistencia y mejorar el comportamiento del concreto armado.

5. No construir cerca a quebradas o lugares de deslizamiento. Si se encuentra en zona de lluvias, construir muros de contención para huaicos e infraestructura con drenajes hacia desagües.

“En la Universidad Privada del Norte formamos profesionales responsables con la comunidad, que utilizan sus conocimientos para el beneficio y la transformación positiva de la sociedad. La labor de los profesionales de ingeniería civil es fundamental para el futuro de nuestro país”, aseguró Winston Azañedo.

Comentarios