El Candelabro de Paracas fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación

El Ministerio de Cultura declaró al Paisaje Cultural El Candelabro de Paracas como Patrimonio Cultural de la Nación, por ser una expresión de obra de arte en un espacio físico natural con valores históricos, tanto por la cronología como por el enigma de su origen.

El Paisaje Cultural de tipo asociativo, El Candelabro de Paracas, se emplaza en el macizo basal de la Costa, sobre los sedimentos eólicos recientes de origen granítico y de la formación geológica Chocolate, que conforman la bahía de Paracas.

El Candelabro de Paracas, que configura el Paisaje Cultural, tiene una extensión aproximada de 170 metros y está grabado en la superficie, con profundidad promedio de 1.20 metros. Los fuertes vientos, denominados Paracas, rellenan y vacían regularmente la figura; a pesar de los sedimentos arenosos que cubren la superficie, las líneas del dibujo siempre están bien marcadas.

Con respecto a su diseño, construcción y localización, cabe resaltar que es el único registrado formalmente en todo el continente americano, denotando singularidad y originalidad.

Denominado localmente como Tridente o Tres cruces, evidencia la existencia de un sincretismo simbólico en la figura que representa, el mismo que da origen al enigma de su creación, antigüedad, y por consiguiente, la funcionalidad del mismo.

Este Paisaje Cultural se convierte en un referente de ubicación y localización de especies marinas específicas para la pesca local, forma parte de la actividad turística, evidenciando una relación directa entre la población y el medio físico.

 

Comentarios