El Acuerdo de París sobre cambio climático entró oficialmente en vigor, con lo que se marca el inicio de una nueva era en la lucha contra el calentamiento del planeta.

Este pacto fue adoptado en diciembre de 2015 por los 195 países signatarios de la Convención Marco de la ONU sobre cambio climático y la Unión Europea (UE), pero tuvo que ser ratificado por al menos 55 países representantes del 55 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

“Hoy hacemos historia en los esfuerzos de la humanidad contra el cambio climático”, destacó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que habló de un momento “trascendental” para el futuro de la Tierra.

El Perú se sumó en abril con la firma de Ollanta Humala. Hoy son casi un centenar las naciones que han hecho oficial su adhesión, alcanzado un 70 % de las emisiones globales. La rapidez del proceso da muestra del renovado compromiso de la comunidad internacional frente al cambio climático y contrasta, por ejemplo, con los más de 7 años que tardó en entrar en vigor el Protocolo de Kioto.

El Acuerdo de París tiene como objetivo central “mantener la temperatura media mundial por debajo de dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales”. Las medidas específicas que emprenderá cada país, sin embargo, está aún pendientes de desarrollo.

“Es el momento de reforzar la determinación global, de hacer lo que los científicos piden y de aprovechar la oportunidad para construir un mundo más seguro y sostenible para todos”, dijo Ban Ki-moon.

La comunidad internacional se reunirá en Marrakech en la cumbre anual sobre cambio climático con el objetivo de avanzar en los detalles de la implementación de lo pactado en París.

Comentarios