Científicos de Estados Unidos anunciaron que han encontrado una forma de enfriar las casas sin usar electricidad ni agua.

Un equipo de ingenieros ha desarrollado una película que, cuando se aplica en una superficie como un tejado, refleja los rayos del sol de vuelta al espacio, permitiendo también que la superficie se libere de su propio calor. La capa, que es algo más gruesa que el papel de aluminio usado en la cocina, es relativamente fácil de producir en masa, aseguraron en la revista científica “Science”. Se perfila como una herramienta efectiva contra la ola de calor.

“Solo con entre 10 y 20 metros cuadrados de este material en el tejado se podría refrescar bien (…) una casa familiar en verano”, dijo Gang Tan, un profesor asociado del Departamento de Ingeniería Civil y Arquitectura de Wyoming y coautor del artículo.

La película podría ser usada también para ayudar a enfriar las plantas energéticas y mejorar la eficiencia y duración de los paneles solares, indicaron. Al recibir la luz del sol de forma directa, los paneles pueden sobrecalentarse, dificultando su capacidad de convertir los rayos en electricidad.

“Con solo aplicar este material en la superficie de un panel solar podemos enfriarlo y recuperar un 1 o 2 por ciento adicional de eficiencia solar”, comentó Xiaobo Yin, codirector de la investigación. “Esto hace una gran diferencia en escala”.

Comentarios