Consecuencias del humo de tabaco en nuestras mascotas

Diversos estudios demuestran que exponer las mascotas al humo del tabaco, contribuye en gran medida a desarrollar enfermedades crónico degenerativas, disminuyendo su calidad de vida. Un hogar libre de humo, puede salvarle la vida debido a que los pulmones de las mascotas son más sensibles a los productos nocivos que contiene el tabaco.

El humo del cigarro puede causar en perros y gatos; rinitis aguda e inflamación de las vías respiratoria, generando permanentemente moquillo y estornudos. Además de aumentar el riegos de sufrir cáncer pulmonar y de nariz en un 60%.

Células dañadas, aumento de peso tras la castración y una mayor posibilidad de contraer ciertos cánceres son algunos de los problemas que amenazan a las mascotas expuestos al tabaco, dijo Clare Knottenbelt, profesor de medicina y oncología del instituto veterinario de esta universidad escocesa.

“Hemos demostrado que los gatos absorben una cantidad de humo significativa cuando viven en una casa. Nuestro estudio sobre los gatos demuestra que se ven más afectados, quizá por su higiene minuciosa que incrementa la cantidad de humo absorbido por su cuerpo”, dijo el profesor en un comunicado oficial.

En las aves (como los loros), suelen desarrollarse problemas de la piel y cáncer de pulmón, ya que para ellos la nicotina es tóxica, además de que encontrarse más indefensos por su falta de movilidad en jaulas. Otros riesgos de salud incluyen problemas oculares, de piel, de corazón y de fertilidad.

Asimismo, descubrieron que un gen indicador de células dañadas está más presente en los testículos de los perros machos castrados que viven en hogares de fumadores, en comparación con aquellos que no están expuestos al tabaco.

“El peligro para el fumador se ve acompañado de un peligro de tabaquismo pasivo para los otros, y los propietarios de perros y gatos olvidan a menudo los riesgos a los que exponen a sus mascotas”, subrayo el profesor.

Comentarios