Después de inspeccionar personalmente diversos locales escolares, verificando su estado y avance de los trabajos de limpieza y fumigación que se realizan, el gobernador regional Luis Valdez Farías adelantó que en la provincia de Trujillo, debido a los daños que dejó el fenómeno de El Niño costero, las clases empezarán el 17 de este mes.

El recorrido lo hizo junto al congresista de la República, Elías Rodríguez Zavaleta, el gerente regional de Educación, Rafael Moya Rondo y funcionarios de las Unidades de Gestión Educativa (UGEL).

La autoridad sostuvo que era necesario valorar in situ la conveniencia de comenzar las clases, pensando siempre en cuidar la integridad y salud de los 257,349 alumnos matriculados este año en la provincia, antes de adoptar la decisión final, considerando que algunos locales fueron afectados por las lluvias y huaicos y otros funcionaban como albergues.

“El fenómeno que hemos pasado nos afectó y entristeció a todos, pero debemos demostrar que los liberteños somos una sola fuerza”, dijo, pidiendo unidad a la comunidad educativa en general para superar los inconvenientes presentados.

La comitiva estuvo en la centenaria I.E. N° 81014 – Pedro Mercedes Ureña, donde estudian 2,200 alumnos en sus tres niveles. Un grupo de profesores que participaba en labores de limpieza, remoción de tierra y evacuación de aguas pluviales le manifestaron que sus principales problemas son el polvo que se levanta por el viento y el paso de vehículos y la falta de energía eléctrica. Actualmente reciben luz de un local contiguo.

En la I.E. Víctor Raúl Haya de la Torre, en Buenos Aires norte le informaron que con apoyo de la municipalidad distrital de Víctor Larco erradicaron 5 mil m3 de barro y que colapsó el toldo del patio principal, Allí observó cómo se avanzaba en la limpieza y fumigación de todos los ambientes.

Comentarios