Uno de los objetivos de la gestión provincial es crear una cultura de concientización en la cultura de seguridad vial, y para ello, se organizó distintas actividades que comprometieron a toda la población para que esté informada sobre las reglas de tránsito.

Las actividades estuvo dirigida por la Subgerencia de Seguridad Vial, a cargo de Neysser Horna Rodríguez, quien junto los fiscalizadores viales realizaron charlas, campañas y diversas actividades informativas.

En dicho sentido, la cifra que más resalta es la disminución de accidentes de tránsito en comparación al año pasado (3073 accidentes de tránsito), este año se redujo en 1635 en toda la provincia gracias a las campañas informativas.

“Nuestro trabajo se ve reflejado en las cifras que demuestran el plan que ejecutamos durante el año. Hay que agradecer también la disposición de la población para participar de las campañas y, de esta manera, poder transmitir la cultura vial”, mencionó el subgerente de Seguridad Vial.

Durante los primeros meses, se logró elaborar el mapa de accidentabilidad y se detectó 17 puntos negros en la provincia. Este paso, permitió ejecutar el programa “Conduciendo vidas con responsabilidad”; que consistió en charlas de capacitación sobre Seguridad vial y reglamento de tránsito dirigido a los conductores de vehículos menores y cobradores del transporte público; de un total de 300 charlas se logró capacitar a 14 333 personas.

También, se organizó el programa: “Educándonos con seguridad vial”, dirigido para niños y adolescentes de los niveles primaria y secundaria de instituciones educativas privadas y estatales. De 2,512 charlas se capacitó a 50,495 menores de edad.

Otro de los grandes aciertos fue el circuito vial itinerante de seguridad vial, que comenzó en julio, en las instituciones educativas. Consistió en crear un patio temático con señales verticales, conos y autos a motor para la recreación del circuito vial; se logró capacitar a 9195 niños.

La campaña: “ponle freno a los accidentes de tránsito y dale luz verde a la vida”, registró un promedio de 64 mil sensibilizados durante las 111 campañas realizadas en el año. Las actividades se realizaron con el uso de banners alusivos al uso del cinturón, respeto a la línea de parada, uso del casco y al no uso del claxon, en las intersecciones de las calles y avenidas.

Finalmente, se evaluó a los conductores de los vehículos menores y a los desaprobados (1278 evaluados en total) se les hizo participar en campañas de sensibilización.

Comentarios