La Asociación de Productores Agricultores Ganaderos del Algarrobal (APAGA) del caserío El Algarrobal, en la provincia de Chepén, exporta semanalmente un promedio de 30 mil kilos de banano orgánico certificado a países como Dubái, uno de los siete territorios que integran los Emiratos Árabes Unidos, situados en Oriente Medio.

También exporta a Estados Unidos, Corea del norte y países de la Unión Europea.

“Se trata de una Asociación que en nuestra región se ha convertido en la pionera en exportar banano orgánico con certificación y que ahora requieren de nuestro apoyo para seguir creciendo. Son el ejemplo de que con productos alternativos en la agricultura se puede mejorar las condiciones de vida de nuestros agricultores”, manifestó el gerente regional de Agricultura de La Libertad, Aquino Dionisio.

Por ello, la Gerencia Regional de Agricultura de La Libertad (GRALL) designará a la APAGA un especialista para el asesoramiento técnico y capacitación de banano orgánico.

Los productores de la APAGA manifestaron que además del asesoramiento técnico necesitan aumentar su volumen de siembra, un centro de acopio y paletizado, personal calificado para la cadena exportadora, recurso hídrico y movilidad.

El funcionario regional quedó en coordinar una reunión con representantes del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) y los biólogos del fundo San José de Chavimochic.

“Somos un total de 40 productores que empezamos con 35 hectáreas de producción y actualmente tenemos 150 hectáreas. Calculamos que este año 2017 incrementaremos a 250 hectáreas, debido a que varios vecinos nos han tocado las puertas para formar parte de nuestra Asociación”, dijo Ghino Miranda Rojas, gerente de la APAGA.

Explicó que este producto alternativo les viene resultando rentable, además que muchos de sus socios han dejado el cultivo de arroz para dedicarse al banano orgánico ante la escasez de agua. “Es un producto rentable, no contamina y consume menos agua que el arroz”, acotó.

Comentarios