Arqueólogos griegos a punto de encontrar tumba de Aristóteles

La tumba de Aristóteles, (384- 322 a. C.) uno de los más valiosos filósofos del mundo antiguo griego, podría hallarse en la vieja ciudad norteña de Estagira, en el mismo sitio de su nacimiento, según estimados de arqueólogos.

“No tenemos pruebas, pero hay indicios muy fuertes que rozan la certeza”, dijo a la prensa el director de las excavaciones, Konstandinos Sismanidis.

Tras el análisis de dos manuscritos en los que se hace alusión al traslado de las cenizas del filósofo a su ciudad natal, el equipo llegó a la conclusión de que un edificio descubierto en 1996 en la zona constituye el mausoleo del también biólogo y astrónomo.

Los documentos son una traducción en árabe del siglo XI de una biografía suya y el manuscrito N° 257 de la Biblioteca Marciana de Venecia.

En ambos se precisan que cuando Aristóteles murió en 322 a.n.e. en la ciudad de Calcís (actual Calcidia) los habitantes de Estagira trasladaron sus cenizas a una urna de cobre, la pusieron en un mausoleo y al lado de ellas construyeron un altar, detallan los investigadores.

Autor de más de 200 tratados sobre lógica, ética, filosofía de la ciencia y física, entre otros, Aristóteles es considerado una personalidad, cuyas ideas ejercieron una enorme influencia en la historia del mundo occidental por más de dos milenios.

Comentarios