El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) aprobó el Plan de Conservación del oso andino (“Tremarctos ornatus”) para el período 2016-2026, que contiene medidas y acciones para garantizar la recuperación de la población de esta especie y sus hábitats.

La resolución de Dirección Ejecutiva del Serfor fue aprobada tras haber sido elaborado junto con el Ministerio del Ambiente e instituciones vinculadas a la conservación de la especie, también conocida como “oso de anteojos” y que está en condición “vulnerable”.

El Serfor señaló que esta especie de oso habita en territorios de Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Panamá y Perú, país que tiene la mayor cantidad, con una población de unos 5,750 individuos. “Se los puede apreciar en distintas zonas del país, desde los 200 hasta los 4.750 metros de altitud, en la cordillera Andina e incluye los bosques secos la costa norte”, precisó el organismo.

Sin embargo, entre las mayores amenazas que enfrenta la especie están la pérdida y fragmentación de su hábitat por la expansión de actividades económicas, así como su captura ilegal y la cacería furtiva para la comercialización de partes de su cuerpo.

El oso andino es protegido por el Estado peruano y fue incluido en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites), donde se le considera una de las especies con un alto grado de peligro de extinción debido al comercio internacional.

Comentarios